Saltar al contenido

Wangfujing, la calle más comercial de Pekín

Wangfujing

Wangfujing no sólo es una de las calles comerciales más conocidas de Pekín, sino también de toda China. Una calle peatonal que en cada extremo cuenta con imponentes centros comerciales. Está enteramente llena de tiendas de artesanía populares chinas, boutiques de moda e incluso restaurantes. Si quieres ver buen ambiente en la capital china o ir de compras debes sin duda pasar por aquí.

Esta calle está siempre llena de gente, tanto de día como de noche, y especialmente durante el verano, cuando todo el mundo se sienta en las terrazas de los bares y las cafeterías. Comienza en la East Chang’an Avenue al sur y acaba en la Galería de Arte Chino al norte. Tiene unos 810 metros de longitud y 40 metros de ancho y se cree que circulan por ella al día al menos unas 600.000 personas (aunque los fines de semana y festivos este número se puede multiplicar por dos).

Tómate el tiempo que quieras para pasear por el Beijing Department Store, un centro comercial muy elegante y popular entre los chinos. Renovado en los últimos años, está enfocado hacia las tiendas de lujo con una gran cantidad de mercancía y exposiciones temporales. Al final de la calle se halla la Librería de Lenguas Extranjeras, una tienda que vende libros de todo tipo, tanto en chino como en otros idiomas, objetos de arte, CD’s, etc…

En el extremo norte de la calle se puede ver la Catedral de San José, una iglesia católica construida hace varios siglos por los jesuitas portugueses. Abre sólo para las misas, aunque cuenta con un patio interior que es el mejor lugar para escapar un poco del bullicio comercial. Si es domingo, no te extrañes si pasan las parejas de recién casados haciéndose fotos. Esta iglesia es uno de los marcos más elegidos para los reportajes de bodas.

La zona de la iglesia se anima especialmente durante la tarde con el inicio del mercadillo nocturno de alimentos. Decenas de puestos de comida en donde se vende de todo, desde brochetas de escorpiones y serpientes fritas a las menos exóticas carnes de cerdo y de pollo, las dumpling o empanadas chinas, frutas, etc… Es posiblemente el mejor lugar para probar algunos de los productos locales más curiosos.

No es de extrañar por tanto que a esta calle se la considere como la hermana de la Avenida de los Campos Elíseos en París. Su carácter comercial salta a la vista. El ambiente es ideal para los que quieren llevarse un souvenir de Pekín. Aunque, eso sí, hay que rascarse un poco el bolsillo.

loading...

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar hasta aquí es tomando el metro. La línea 1 se detiene en el extremo sur de la Wangfujing Street. También el autobús turístico pasa por esta calle, además de muchos otros autobuses de transporte público que tienen parada.