Saltar al contenido

Descubre la Aromaterapia

descubre la aromaterapia

Alergias, problemas respiratorios, quemaduras, dolores de cabeza, problemas de sueño… Los aceites esenciales han demostrado ser soluciones naturales y eficaces para tratar estas dolencias y lograr el bienestar de toda la familia. Entrevistamos a Isabelle Pacchioni, Consejera Delegada de Aroma Thera Laboratoire.

La aromaterapia es una rama de la medicina natural que utiliza únicamente aceites esenciales. Debemos saber que el aceite esencial es la forma más concentrada de extracto natural que podamos encontrar.

Contrariamente a la fitoterapia, la aromaterapia utiliza solamente una parte de la planta, ya sean las hojas, las flores, las semillas, una corteza o las raíces. Y sobre todo, se diferencian en que en aromaterapia se necesita una enorme cantidad de plantas para producir unas pocas gotas de aceite esencial; lo que explica que sean sumamente activos y que se utilicen cantidades muy pequeñas.

El origen de la palabra aromaterapia

Sabemos que en la edad media los farmacéuticos se llamaban Aromatherii. El término aromaterapia ha sido utilizado a partir del siglo XIX por el farmacéutico francés, René Maurice Gattefossé.

propiedades terapéuticas

Podemos utilizar la aromaterapia para aliviar prácticamente todos los males y achaques del día a día.

La primera indicación, la más conocida de los aceites esenciales, es su poder bactericida y antiséptico. Por ejemplo, ahora en los hospitales frente a los problemas de las infecciones nosocomiales o los problemas de resistencia a los antibióticos, estamos estudiando cada vez más los aceites esenciales porque a veces, son incluso más poderosos que algunos antibióticos. Y además, sin efectos secundarios y sin riesgo de desarrollar resistencias.

Así pues, la Pseudoma Aeuroginosa o el Estafilococo Dorado se destruyen totalmente con aceites esenciales.

Problemas respiratorios de resfriados, alergias, contaminación de aire…; pero también los problemas de la piel como quemaduras, cortes, hematomas, irritaciones, eccema o micosis pueden ser solucionados y combatidos eficazmente con los aceites esenciales.

Otra línea de acción interesante es antidolor como por ejemplo para problemas articulares, musculares, reumáticos, dolores de cabeza. Y es que las propiedades antiálgicas y analgésicas de los aceites esenciales son muy importantes.

Y para terminar podríamos decir que todo lo que se refiere al sistema nervioso, bien sea el estrés, problemas de sueño…Incluso para los niños pequeños (para los que hay pocas soluciones) se podrían utilizar aceites para bebés con problemas de sueño a partir de los tres meses.

Pero debemos recordar que los aceites esenciales son tan activos que hay que utilizarlos con precaución. De ahí, la importancia de recurrir a productos elaborados con todas las garantías, y pedir asesoramiento al médico o al farmacéutico.