Saltar al contenido

Calorias fuera…andando!!!

Calorias fuera...andando

En la ciudad, en la montaña, en la playa… vete a todas partes andando. Es la forma más fácil de quemar las calorías extra que se esconden en verano en helados, aperitivos, copas o golosinas. Sácale partido a la moda de las zapatillas.

Cambia el gimnasio, la mountain-bike o las clases de windsurf por algo mucho más fácil y relajante: caminar. Nuestra sugerencia es que al menos durante quince días te olvides del coche y vayas a todas partes andando. Pésate el primer día y el último, los resultados te convencerán. Pero hay mucho más… 

Piernas 10

Andar es un ejercicio perfecto para tus piernas y tu trasero, ya que las endurece y moldea. Ni siquiera tienes que correr, basta con andar a buen ritmo y plantearte largas caminatas. Gemelos, isquiotibiales, cuádriceps y glúteos son los músculos principales de las piernas y que vas a ejercitar con cada paso que des. 

Fuera calorías

El ejercicio de intensidad moderada realizado entre 30 y 40 minutos es el que más calorías quema. Sin sufrir, sin darte cuenta, sin tener que hacer dieta ni contratar un entrenador personal, irás quemando calorías y compensando los excesos que puedas cometer durante el día. Un paseo a primera hora de la mañana, después de tomarte una cerveza en el chiringuito, una tarde de compras o de vista turística… es la mejor forma de compensar las calorías ingeridas y de mantener activo tu metabolismo. 

Ejercicio seguro

Mucha gente quiere hacer en vacaciones todo el ejercicio que no ha realizado durante el año, lo cual se traduce en lesiones, deshidratación, insolaciones, golpes… y lo peor es que muchas veces no se consigue más que acabar con una paliza monumental. No te estreses, andar es una opción excelente en la que el riesgo de lesión es prácticamente inexistente, ni siquiera tienes que preocuparte por calentar. Eso sí, escoge bien el calzado para rozaduras y ampollas.  Camina a primera hora de la mañana si necesitas perder peso o a última hora de la tarde si estás estresada o nerviosa.

Medicina natural

La comunidad médica internacional lo tiene claro: caminar es el mejor ejercicio para el corazón y la forma más fácil de prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes, la osteoporosis e incluso el cáncer. Y ni siquiera hace falta pasarse horas andando, sólo unos minutos diarios ya resultan beneficiosos. Así que imagínate lo que puedes conseguir andando una hora diaria. 

Terapia antiestrés

Andar al aire libre, contemplando el paisaje, escuchando el sonido del mar o la naturaleza, es la mejor terapia para calmar los nervios y acabar con la ansiedad. Si estás realmente estresada después de un duro año de trabajo, un paseo diario a última hora de la tarde te hará sentir ligeramente cansada y te ayudará a dormir. También te ayudará a desentumecer un cuerpo atrofiado después tantas horas de ordenador y oficina. 

Ciudad, playa y campo

Si este verano te toca trabajar, haz como las ejecutivas de N.Y: plántate un par de zapatillas y vete andando al trabajo. Un buena idea es seguir el trayecto que normalmente haces en autobús o en coche, ya verás cómo no es tanto como parecía. Y, por supuesto, vete de rebajas andando o utilizando el transporte público. Y no te olvides de las escaleras, son el mejor entrenamiento para tu trasero.

En el campo lo tienes fácil. Ármate con unas botas o unas zapatillas y vete a hacer trekking, la mejor forma de conocer la naturaleza es andando. Aquí sí que tendrás que tener más cuidado con las irregularidades del terreno, ya que es fácil torcerse un tobillo o arañarse con alguna planta. Plantéate recorridos fáciles y seguros, por caminos conocidos y marcados en los mapas.

Por último, la playa es uno de los mejores lugares para caminar. Todo se pone a tu favor para que hagas el máximo ejercicio de la forma más placentera. Dar un paseo por la orilla del mar es una auténtica delicia y tiene grandes beneficios para tu cuerpo y tu mente. Primero porque andar sobre la arena o con la resistencia del agua supone un masaje constante para tus piernas y un mayor consumo de calorías. Segundo, porque te beneficias de forma gratuita de la talasoterapia, esto es, los tratamientos con agua de mar.

Cuídate mientras andas

  • Para mimarte a las vez que caminas, ten siempre en cuenta los siguientes consejos:
  • No salgas nunca a la calle sin una buena capa de protector solar, aunque estés en la ciudad. Llévate una hidratante facial y úsala en cuanto notes sequedad.
  • Lleva siempre una gorra o un pañuelo por si hace mucho sol
  • Utiliza siempre calzado cómodo y lleva tiritas en el bolso
  • No salgas de casa sin una botella de agua y no te dejes tentar por los refrescos
  • No esperes a tener sed para beber
  • Camina a primera hora de la mañana si necesitas perder peso (se activa antes el metabolismo) o a última hora de la tarde si estás estresada o nerviosa
  • Si quieres ver resultados espectaculares en tus piernas, ponte lastres en los tobillos para andar.