Saltar al contenido

Receta como hacer caldo de pollo

Receta como hacer caldo de pollo

El caldo casero de pollo es una receta por excelencia que, aunque parezca simple, es altamente nutritiva. Es el recurso por excelencia cuando tenemos que combatir los síntomas del resfriado, además de una buena solución para poder afrontar el frío del invierno.

Es verdad que en los supermercados podemos encontrar caldo ya hecho, pero ni por asomo será lo mismo que el caldo casero de pollo que nosotros podamos hacer en casa.

Existen muchas recetas en Internet, pero nosotros nos vamos a decantar por una clásica, sencilla y económica que hará que te chupes los dedos.

Conoce nuestra receta de caldo de pollo

Ingredientes que vamos a necesitar

-1 nabo
-2 puerros
-1 patata
-1 cebolla
-2 zanahorias
-1 ramo de apio
-1 pechuga de pollo
-2 esqueletos de pollo
-200gr de morcillo de ternera
-4 patas de pollo
-2 hojas de laurel
-1 hueso de rodilla de una pieza de ternera
-Pimienta y sal al gusto

Consideraciones iniciales

Asegúrate de utilizar siempre ingredientes de la más alta calidad del mercado. Por ejemplo, no uses los trozos de pollo que puedan tener ya un tiempo la nevera o que estén congelados. Debes de saber que muy poco dinero te puedes hacer con los ingredientes anteriores, por lo que no merece la pena ahorrar aquí.

loading...

Será importante controlar el tiempo exacto: si nos pasamos, podríamos tener un sabor demasiado potente.

Si no consumimos todo el caldo de una sola vez, lo podemos congelar en tappers.
Con la siguiente receta tendremos para unos 5 l de caldo de pollo

Elaboración

Empezamos la receta poniendo a dorar la cebolla y agregaremos también un esqueleto de pollo. Es importante no utilizar demasiado aceite.
Cuando veamos que estas dos piezas han cogido algo de color, será el momento de añadir el resto de ingredientes. Nosotros te recomendamos que utilices la olla express para obtener los mejores resultados.

A continuación, vamos a añadir agua. Es importante cubrirlo todo, que no quede ningún elemento que sobresalga. Sin embargo, también tendremos que asegurarnos de que el agua no queda demasiado cerca del borde. Si esto fuera así, lo mejor que podemos hacer es utilizar una olla más profunda.

La temperatura del fuego, tanto como si estamos utilizando cocina de gas, como cocina mediante vitrocerámica, tiene que ser lo más fuerte posible.

En el momento en el que el caldo empiece a coger temperatura, nos daremos cuenta de que se empieza a formar una peculiar espuma, y nuestro objetivo va a ser eliminarla. Esta espuma se producirá por los huesos y no es más que grasa. Olvídate de utilizar cucharas o cualquier otro elemento que no sea apropiado, la mejor idea es ayudarnos en una espumadera y tener paciencia porque no es algo que vayamos a conseguir en segundos.

En el momento en el que ya hayamos retirado la espuma por completo, colocamos ya la tapa en la olla y bajamos el fuego a la mitad. Dejamos que hierva durante un tiempo de 40 minutos.
Cuando haya terminado el tiempo, tendremos que colar la mitad del caldo. Además, también habrá que añadir agua a la olla para evitar tener un sabor demasiado concentrado. El siguiente paso será volver a poner la olla en el fuego durante unos 20 minutos (esta vez a temperatura media).

Cuando esta segunda cocción ya haya finalizado, volvemos a colgar el caldo y lo vamos a mezclar con el primero que habíamos obtenido.

Ya tenemos el caldo: ahora sólo queda dejarlo enfriar, desengrasarlo y, o bien añadir unos fideos y comerlo, o bien congelarlo.

Una receta fácil hacer que, con tan sólo unos simples pasos, podemos tener caldo de pollo de calidad.