Saltar al contenido

Guacamole

guacamole receta picante y suave

¡Date un paseo por México en 7 minutos!

1) Guacamole picante:

En mi repaso por la cocina temática, y en concreto por las recetas mexicanas no me podía olvidar de un clásico: El guacamole,una salsa con un alto contenido en chile no apta para los que no gozan de la comida picante.

Pero como en todo, existe una adaptación para los que no disfruten de sabores tan extremos, la receta del guacamole suave, de la que os hablaré también en este post.

En fin, ¿Que te impide prepararte una noche de nachos y guacamole?

Para 4 personas

Ingredientes:

  • 2 Aguacates grandes y maduros
  • 1 Tomate mediano
  • 1 Cebolla pequeña
  • 3 Chiles pequeños
  • 1 Pellizco de Cilantro fresco y troceado
  • 1 Pellizco de Sal
  • 1 Pellizco de Pimienta
  • 1 Pellizco de Azúcar

Preparación:

  1. Pela y trocea cuidadosamente los aguacates.
  2. Pica muy fino y quita las pepitas del resto de los ingredientes (también del tomate).
  3. En un recipiente mézclalos todos, excepto el azúcar que se reserva para después.
  4. Ahora remueve cuidadosamente hasta obtener una masa homogénea como la de la imagen superior.
  5. Prueba para corregir el punto de sal y pimienta, en caso de resultar ligeramente salado, agrega el pellizco de azúcar.
  6. Esta salsa es para consumir inmediatamente ya que el aguacate se oxida rápidamente en contacto con el aire.
  7. Acompáñalo de unos nachos o tortitas.
  8. Para evitar que el aguacate se oxide y ennegrezca, se puede regar con unas gotas de jugo de limón para que dure más.

2) Guacamole Suave:

Como ya hemos dicho antes si no te gustan las cosas picantes no tienes porque renunciar al guacamole.

loading...

Por ello te traemos la receta del guacamole suave, basada en la receta de guacamole original, pero en la que se han omitido algunos alimentos muy picantes para obtener una salsa ligeramente más suave y cremosa pero con todo su sabor.

¡Ponte manos a la obra!

Para 4 personas

Ingredientes:

Preparación:

  1. Pela, despepita y parte muy fino el tomate, la cebolla y el aguacate.
  2. Colócalo todo en un recipiente.
  3. Corta el limón por la mitad y exprime un poco de su jugo.
  4. Con el jugo del limón baña el aguacate para que no se oxide y dure más tiempo.
  5. Con la ayuda de una batidora, tritura todos los ingredientes hasta obtener una salsa fina y homogénea (como en la imagen superior).
  6. Ahora añade la sal y el cilantro y bate nuevamente.
  7. Prueba y corrige el punto de sal y si está demasiado salado añádele el pellizco de azúcar.
  8. Sirve inmediatamente, acompañado de unos nachos o tortitas.
  9. Si no lo vas a consumir inmediatamente, hay que taparlo todo muy bien con un trozo de film en contacto con la salsa para evitar