Saltar al contenido

Cerezas

CEREZAS

Su presencia externa es en forma de una pequeña bola de aproximadamente 2 centímetros de diámetro. Puede adoptar diferentes tonalidades que van del carmín oscuro a los tonos rojos y exhuberantes.

La pulpa, que unas veces es negra o tinta y otras ligeramente rosa, proporciona al fruto una enorme delicadeza. Por lo que durante los procesos de recolección y envasado la cereza deberá ser manipulada con sumo cuidado. Se trata de un fruto que está concebido para ser consumido en fresco, aunque no presenta problemas en la confección de mermeladas, compotas y aguardientes.

A pesar de su belleza exterior los valores nutritivos de la cereza no se corresponden con su apariencia, pues resulta de escaso interés alimenticio. En España, ha alcanzado un valor comercial creciente, sobre todo en la región de Extremadura, donde de su cultivo depende toda la economía.

Por cada 100 gramos de porción comestible:

  • Kilocalorías 58
  • Proteínas 0,8
  • Hidratos de carbono 13,5
  • Fibra 1,5
  • Colesterol 0.